Kimi no Na wa

Por: Sandra Cerna (Keijiban Kurabu Staff)
sadako-kayako

La historia se centra en la vida de Mitsuha Miyamizu y Taki Tachibana, estudiantes de preparatoria que viven en lugares completamente distintos y tienen un estilo de vida muy diferente. Mitsuha es hija del alcalde de un pequeño pueblo, además, junto con su hermana aprenden de su abuela ciertas costumbres y tradiciones como la técnica del kumihimo (un estilo de trenzado japonés) y la ayudan en el templo, sobre todo con la elaboración del kuchikamizake (una forma de preparar el sake). Por otro lado, Taki es un estudiante que vive en la ciudad de Tokio y que tiene un trabajo a medio tiempo como camarero. Pronto se conocerán de la forma más inimaginable posible: intercambiarán cuerpos en sueños y sin que ellos puedan determinar cuándo ocurrirá. Es así que su vida se entrecruzará y si bien poco a poco se van acostumbrando a tan inusual hecho, pronto descubrirán, sin quererlo, que quizás exista una razón para ello.

 

 

Sobre la película

Pienso que cualquier sinopsis o tráiler no le hace justicia a Kimi no Na wa, ya que desarrolla muchísimos temas y va más allá de la animación con temática adolescente que aparenta ser. Quizás se deba a que el giro que da es de tal magnitud que es imposible mencionar el verdadero contenido de la película sin hacer spoiler (¡de verdad es totalmente inesperado!), intentaré dar mi opinión evitando esto último.

Anteriormente, he disfrutado de películas de Makoto Shinkai como 5 centímetros por segundo (秒速5センチメートル) y El Jardín de las palabras (言の葉の庭), y no esperaba menos de este director. Las historias que desarrolla siempre están centradas en la vida de adolescentes y abordan el primer amor, las decepciones y la vida cotidiana, a lo que le añade un toque de nostalgia. En el proceso, los personajes van redescubriéndose a sí mismos y encontrando su propio camino, lo cual, en conjunto, hace que cualquiera pueda identificarse inmediatamente con los personajes. En Kimi no Na wa, uno puede encontrarse en los protagonistas, ya sea en Mitsuha, quien está aburrida de su pueblo y busca la emoción de la gran ciudad, o en Taki, quien vive acostumbrado a la acelerada y, en ocasiones, hostil vida en Tokio.

En cuanto a la animación, está a cargo de Masashi Ando, quien también se encargó de El Viaje de Chihiro y Paprika, y en cuanto al diseño de personajes tenemos a Masayoshi Tanaka, que trabajó en AnoHana y Toradora!, por lo que de todas maneras está asegurada la calidad en ese sentido. Uno de los elementos característicos del director Makoto Shinkai son los escenarios en los que desarrolla sus historias, siempre cuidando hasta el mínimo detalle, y que personalmente considero obras de arte en sí mismas. Además, la banda sonora, a cargo de RADWIMPS, le termina de dar el toque final a Kimi no Na wa, con letras muy sentidas y melodías que calzan perfecto con la película.

Conclusión

Considerando las anteriores obras de Makoto Shinkai, personalmente Kimi no Na wa es mi favorita hasta ahora. Si bien sus anteriores películas ya eran lo suficientemente emotivas, con esta última entrega ha logrado conmoverme en diversos momentos de la historia. Al inicio, como ya mencioné, podría parecer una animación más dentro del género romance sobre dos adolescentes, pero conforme se desarrolla la trama encontramos otros elementos que resultan incluso trágicos. Les recomiendo totalmente Kimi no Na wa, película que no ha decepcionado a los fans de Shinkai y que cualquier persona que guste de las historias dramáticas disfrutará. Kimi no Na wa ya está arrasando en los cines de Japón y espero que la disfruten tanto como yo. ¡Ya estoy esperando la siguiente película de Makoto Shinkai!

Datos de la película

Título: Kimi no Na wa (君の名は)
Director: Makoto Shinkai
Categoría: G – Apta para todo el público
Géneros: Romance, Drama, Ficción
Año: 2016
Estudio: CoMix Wave Films
Música: RADWIMPS

Comentarios