“En la creación de historias es indispensable el compromiso con uno mismo”

 CeleCeleste segundo lugar en concurso.ste Emi Vargas Hoshi se llevó el segundo lugar en el 2° Concurso de Manga Oitsuke! Oikose! con el one-shot La habitación blanca, una historia de suspenso. Celeste se describe a sí misma como creativa, introspectiva y determinada; ella está culminando sus estudios de grabado en la facultad de arte de la Pontificia Universidad Católica del Perú y tiene gran interés en el libro-arte como proyecto artístico.  Celeste nos contó sobre sus inicios en la ilustración y qué significa en su vida el crear historias.

Celeste segundo lugar en concurso.

“Siempre me ha encantado dibujar, tengo fotos de pequeña rayándole la pared a mi mamá. Desde que tengo memoria todo lo hago dibujando y lo que pensaba lo plasmaba en algún garabato. Descubrir el anime y manga fue una revelación para mí, eran dibujos preciosos que empecé a imitar. Finalmente, conocí  otros tipos de ilustraciones y decidí estudiar arte como carrera.

La primera historia propia que creé, obviando las alternas que inventaba de animes que me gustaban como Digimon o Sakura Card Captors, trataba de una niña que viajaba con sus hermanos por el mundo buscando a sus padres. Aunque no terminé de cerrar la historia aun guardo los bocetos de los personajes y de los lugares que recorrían.

Crear historias es divertidísimo. Percibes cómo la idea inicial va desarrollando facetas y, por supuesto, te obliga a ver cualquier suceso desde varios puntos de vista y como un todo. En cuanto a ilustrar, termina siendo parte de lo mismo, dado que una imagen puede comunicar a veces mucho más de lo que se cree.

Alguien que anhele dedicarse a crear mangas debe tener en cuenta la composición visual de cada página, la lectura de cómo transcurre la historia en las imágenes. Cada página hay que pensarla como una obra individual y tratarla como tal, pero no olvidar que es parte de un conjunto que comunica gracias al lenguaje visual que le das a toda la historieta. Y claro, todo esto acompañado de la constancia que implica el comprometerse con un proyecto, especialmente en la creación de historias es indispensable el compromiso con uno mismo.

Por eso agradezco a mi hermana María José, que no solo me avisó del concurso sino que estuvo animándome para que acabara a tiempo; es gracias a ella que la historia existe, es entendible y tiene sentido. Se convirtió en mi correctora de estilo por unos días. Cuando gané le conté inmediatamente y celebramos comiendo chocolates. ¡Se sintió genial!”.

Comentarios