Fairy Tail, el corazón de los gremios

Por: Roberto Espinoza (Keijiban Kurabu Staff)

Los lazos de sangre no son el único vínculo que determina la existencia de una familia. Una amistad inquebrantable, un sentimiento de unión, la confianza creada en las experiencias vividas, y el deseo de apoyar a las personas cercanas incondicionalmente son una muestra de que las familias son mucho más que relaciones de parentesco. Y no hay mejor muestra de ello en Earth-land, que la existencia de uno de los gremios más poderosos y conocidos, el gremio de Fairy Tail. En un mundo en que la magia es un recurso casi ilimitado, los gremios sirven como organizaciones para mantener cierto orden a nivel del reino y de la ciudad, asi como ayudar a la población en general al ponerse a disposición para cumplir misiones (claro, a cambio de cierta retribución). Pertenecer a un gremio, en ese caso, significa tener un estilo de vida lleno de intensas misiones y constantes aventuras, y nadie resalta más en ese estilo de vida que Natsu Dragneel, un mago de la categoría de Dragon Slayer (un tipo de magia ancestral y especial) que se especializa en fuego, que de la mano de su nueva compañera, Lucy Heartfilia, y su fiel amigo Happy (un gato alado), buscarán llevar a cabo misiones que les permitan ascender dentro de su propio clan, y hacer de Fairy Tail el gremio más reconocido de Magnolia .

Datos de la serie

  • Título: Fairy Tail (フェアリーテイル)
  • Géneros: Acción, Aventura, Comedia, Fantasía, Shonen
  • Categoría: PG – 13

Anime

  • Series: Fairy Tail (175 episodios, Oct. 2009 – Marzo 2013), Fairy Tail 2014 (102 episodios, Abril 2014 – Marzo 2016), Fairy Tail 2018 (proximamente)
  • Ova: Fairy Tail Ova (2016)
  • Películas: Fairy Tail Movie 1: Houou no Miko (2012), Fairy Tail Movie 2: Dragon Cry (2017)
  • Estudios: Estudio Satelight, A-1 Pictures, Bridge

Manga

  • Año: Agosto 2006 – Julio 2017
  • Autor: Hiro Mashima
  • Revista: Weekly Shonen Magazine
  • Género: Shonen
  • Volúmenes: 63

Opinión

Durante sus primeros años, Fairy Tail se mostró como el principal referente de la revista Weekly Shonen Magazine para hacer frente a los otros pesos pesados de la industria del shonen. En una época en la que además de One Piece, existían Naruto y Bleach como principales representantes de la industria del shonen, hacerse reconocido en el mercado del manga era una tarea bastante ardua, aún más si no se pertenecía a la Shonen Jump. Pero para quienes habían seguido la obra previa de Hiro Mashima, Rave Master, esta nueva serie traía bastante expectativa.

Tomando lo mejor del mundo que había creado anteriormente, Fairy Tail empieza siendo una serie que se basa principalmente en la magia, los clanes, las aventuras y las peleas; sin buscar profundizar demasiado en el transfondo de una historia, y centrándose más en relatar el día a día de los integrantes de Fairy Tail, principalmente de Natsu, Happy y Lucy, acompañados ocasionalmente de otros miembros del clan, como Erza Scarlet (maga especializada en el re-equipamiento) y Gray Fullbuster (alquimista de hielo). Su inicio tan directo y práctico de cara al espectador es lo que le permitió a Fairy Tail tener un recibimiento explosivo en popularidad, lo que facilitó el salto de la serie al mundo del anime.

Como indiqué inicialmente, lo más cautivador de Fairy Tail es su aire de aventura, la cual brilla bastante bien en sus primeros arcos. Desde la narración de la historia desde el punto de vista de Lucy, quien representa a la persona nueva que llega a una ciudad bastante volátil, hasta su encuentro y recibimiento en el gremio más excéntrico de Fiore y Magnolia, la introducción de los personajes es bastante rápida y fluida, para ir de lleno a lo particular de la serie, las misiones.

Son las misiones el recurso narrativo escogido por Mashima para mover inicialmente la historia, lo cual funcionó bastante bien en mi opinión. Es durante las misiones que poco a poco vamos conociendo a mayor detalle a los personajes más resaltantes de Fairy Tail (considerando que profundizar en todos no hubiera llevado a ninguna parte por la cantidad de personajes que hay). Sus motivaciones, sus miedos, sus fortalezas, sus particularidades y sus pasados. Todos esos detalles entrelazándose bastante bien con la misión de turno, las cuales resultan inicialmente bastante originales, divertidas y emocionantes desde el punto de vista de un espectador.

Comenzando con la Saga Lullaby (en la que se muestra el primer gremio oscuro) y luego con la saga de la isla Galuna (en la que se conoce a un antiguo compañero de Gray), que podrían considerarse las primeras sagas grandes de la serie, se empieza a apreciar la extensión del mundo que rodea a Magnolia, y del papel fundamental que ha tomado la magia en la vida (tanto para bien como para mal), lo cual hace un más crucial la existencia de los gremios y otras formas de control del uso de la magia.

Si bien considero que la primera adaptación (la cual abarca hasta la mitad del arco de los Grandes Juegos Mágicos) es buena, tiene una paleta de colores y un soundtrack que infantiliza más de lo requerido el tono de por sí bastante amigable de Fairy Tail, lo cual resta en sus momentos de seriedad y epicidad presentes en ciertas sagas. El estilo gráfico tampoco termina de encajar del todo, lo cual puede ser una razón por la que fue cambiado en la segunda adaptación. A pesar de ello, cumple bastante bien en retratar el manga (salvando escenas de censura para algunas situaciones), en partículas las sagas de La Torre del Paraíso, La Batalla del Festival, y la saga de La Isla Tenrou, que en mi opinión vienen a ser las mejores y más variadas partes de la serie.

Entrando casi al final de la primera adaptación, se muestra en la historia lo que serán las principales razones del argumento principal de Fairy Tail, y sobre los que empiezan a girar las demás sagas hasta el final de la serie. En lo particular, creo que al alejarse del estilo aventurero de la historia para acercarse más a un argumento que incluye un villano final a derrotar, la serie empieza a alejarse de su esencia y empieza a perder el rumbo en el manejo de las conclusiones de cada arco. Si bien la adaptación del 2014 mejora en muchos aspectos a nivel de presentación en el anime, desde mejor animación hasta un soundtrack de igual o mejor nivel (aunque el de la primera temporada de por si es muy bueno y variado), con OPs y endings de aún mayor calidad, como NEVER-END TAIL de Tatsuyuki Kobayashi y Konomi Suzuki, Ashita wo Narase de Kavka Shishido, o Never Ever de Tokyo Girls’ Style (que dicho sea de paso, será un grupo invitado para el Natsu Matsuri del 2018), se empieza a sentir una diferencia bastante notable en el ritmo de la serie, repitiendo muchos elementos entre una saga y otra, y exagerando hasta la saciedad alguna de sus cualidades (como el tipo de humor, el fanservice, o el nakama power/poder de la amistad), que terminan por irrumpir el disfrute general de la serie.

Aun considerando ese declive en calidad, la serie ha podido mantener su popularidad hasta el tramo final. Prueba de ello ha sido el éxito que tuvo su última película, Dragon Cry, que no solo fue bien recibida en Japón sino a nivel mundial (y que tuvimos en nuestras salas de cine gracias a Cinépolis). Es tanto el acogimiento del público con la serie, que ya se tiene confirmada la tercera temporada del anime, la cual probablemente vaya a ser la última, al considerar el material que queda por adaptar. Esperemos que la calidad de la adaptación se mantenga, o mejore en la medida de lo posible, lo cual sería un buen regalo de despedida para los fans.

Conclusión

Fairy Tail es una serie bastante fácil de ver y seguir. Si bien, como mencione, no es una serie compleja (y no busca serlo), hay muchos detalles bastante interesantes en lo que respecta al desarrollo de su mundo y de sus personajes (principalmente en la parte inicial). Si lo que más buscas en una serie es la adrenalina de las peleas, los momentos cómicos en la vida diaria de los personajes, y cierto nivel de fanservice, Fairy Tail es una opción a tomar en cuenta, en especial si te han gustado series como Dragon Ball, Naruto o One Piece (series que combinan las peleas y las aventuras). Si te gustaría ver algo más de Hiro Mashima, definitivamente te recomiendo darle una oportunidad al manga de Rave Master (la cual si bien tiene un comienzo bastante lento, a nivel general de serie la considero mucho mejor llevada y desarrollada que Fairy Tail), mientras se mantiene la espera de la nueva temporada en el 2018.

Comparte tus opiniones de la serie, comentarios sobre la publicación, o déjanos alguna recomendación para una nueva reseña. El Keijiban Kurabu aprecia tu contribución

¡Hasta la próxima oportunidad!

Bonus: Algunas imágenes del twitter de Hiro Mashima

 https://twitter.com/hiro_mashima

 

Comentarios