Mary y la flor de la bruja

Por: Roberto Espinoza (Keijiban Kurabu Staff)

Si bien Hayao Miyazaki es el nombre más representativo de los estudios Ghibli, no hay que olvidar que Ghibli ha sido hogar y escuela de muchos talentos que buscan alcanzar el nivel y habilidad demostrados por Miyazaki. Mary y la flor de la bruja es la más reciente prueba de ello. La nueva y primera cinta de anime del estudio Ponoc, fundado por Hirosama Yonebayashi (director de la última cinta de Ghibli hasta la fecha, When Marnie was there) y Yoshiaki Nishimura, y en cuyo staff se encuentran muchos antiguos empleados de Ghibli, consiste en la adaptación de novela de  fantasía infantil La pequeña escoba de Mary Stewart, y busca combinar de la mejor manera la escencia y encanto del estilo ya clásico de Ghibli, con nuevas técnicas y propuestas que a la vez le dan a esta película una apariencia actualizada y moderna.

Datos de la película

  •  Título: Mary y la flor de la Bruja (メアリと魔女の花)
  • Géneros: Aventura, Magia, Fantasía
  • Categoría: PG -13
  • Fecha de estreno: 8 de Julio de 2017 (Japón)
  • Estudio: Studio Ponoc
  • Duración: 100 minutos

Opinión

Es bastante difícil ver muchas de las imágenes y adelantos de la película y no pensar inmediatamente que parece una película más del estudio Ghibli. No solo el estilo visual es bastante parecido al de este estudio (en parte gracias al trabajo de animación de antiguos trabajadores de Ghibli que ahora son parte del estudio Ponoc), sino que el aire de fantasía que brinda la película nos hace recordar a muchas de las películas ya catalogadas como clásicas que provinieron de este. La trama nos cuenta la vida de Mary, una niña que se muda recientemente al campo para vivir con su abuela, a quien le termina causando problemas debido al exceso de entusiasmo comunes en niños de su edad. Además de ello, sus esfuerzos se ven opacados por Peter, otro de los pocos niños de la villa, que siempre es reconocido y elogiado por los demás por ser alguien educado y maduro para su edad. Este nuevo estilo de vida hace pensar a Mary que su vida no tendrá nada de especial en el futuro.

Sin embargo, las cosas empiezan a cambiar cuando Mary se encuentra con un gato negro, que la guiará a través del bosque hacia una escoba de apariencia antigua y abandonada y a una misteriosa y brillante flor. Al recogerla, los poderes de la flor son liberados y propulsan de forma repentina la vieja escoba (y a Mary sobre esta) hacia el cielo y en dirección a una escuela de magia dedicada al entrenamiento de hechiceros, ubicada sobre las nubes. Al llegar, Mary se da cuenta de que la flor la ha transformado en una poderosa hechicera (aunque solo temporalmente), lo que llama la atención y la curiosidad de la profesora Mumblechook y el Doctor Dee, miembros de la escuela de hechicería. Sin embargo, no pasará mucho tiempo para que Mary descubra que mucho del entusiasmo e interés de los profesores está dirigido más a la flor mágica que a ella y que existen planes turbios para aprovecharse de su poder.

La película aprovecha muy bien el argumento simple y familiar para sacar a lucir los exponentes más renombrados en trabajos de animación; la calidad, detallo y mimo de la animación tradicional, con una muy buena banda sonora, factores que siempre han estado presentes en películas de la casa de Ghibli y de las cuales el estudio Ponoc se nutre mucho. Sin embargo, si bien la película tiene como uno de sus objetivos el representar los mejores trabajos realizados por el antiguo y reconocido estudio, también demuestra que no es resistente al cambio y que no piensa conformarse en una fórmula que funciona. Prueba de ello es la inclusión en su personal de nombres como Suguru Karube (director de 3D de Re:Zero), quien colaboró en esta película con técnicas de CGI y efectos digitales que se integran de manera muy sutil con el estilo de animación hecho a mano, que ayudaron a brindar una apariencia limpia y fluida a lo largo de cada escena.

Si bien la esta primera propuesta del estudio Ponoc no busca ser una obra atemporal, sí empieza a poner las cartas sobre la mesa, para indicar que es un estudio capaz de mucho más. Mary y la flor de la bruja tal vez tenga como debilidad la falta de extensión en su historia, considerando lo extenso y rico en detalles que puede llegar a ser un mundo de hechicería, pero se apoya bastante en los detalles visuales para hacer sentir al espectador la sensación del mundo de fantasía. Basta con ver los escenarios recreados llenos de vida, que capturan perfectamente la apariencia y sensación desde sitios como las praderas inglesas, hasta la representación del colegio Endor. Tanto ha sido el esfuerzo puesto en la animación, que incluso algunos de los fondos fueron realizados en colaboración con el estudio Pablo, famoso estudio de arte en la industria por sus paisajes pintados a mano de manera meticulosa.

Conclusión

En general, Mary y la flor de la bruja termina siendo un esfuerzo bastante notable de un estudio recientemente formado y un filme de fantasía bastante sólido por cuenta propia. Es cierto que la película busca ser muy fiel al libro (sin tratar de mejorar o profundizar en la historia), pero cuando cada escena está tan cuidadosamente elaborada como en esta película, hace difícil encontrar mucho de que disgustarse. Es de admirar el gran trabajo realizado por Yonebayashi para dirigir y saber capturar la calidad y naturaleza de las obras de fantasía, apoyado por su grupo y los años de experiencia y cariño vividos en el estudio Ghibli, lo cual es para mí razón suficiente de darle una oportunidad a esta película.

Aun así, considero que definitivamente hay mucho potencial en el estudio Ponoc para labrar una imagen más propia y característica, considerando el talento (tanto el ya formado como el nuevo) que ha estado presente en la producción de esta cinta. El grupo liderado por Yonebayashi ya ha demostrado que puede brindar trabajos mucho más innovadores, pero esta ha sido una buena oportunidad para brindar honor a quienes los formaron. Estaremos a la expectativa de lo siguiente que nos brindará el estudio Ponoc; posiblemente un estudio del que oiremos bastante en los siguientes años.

Comparte tus opiniones de la serie, comentarios sobre la publicación, o déjanos alguna recomendación para una nueva reseña. El Keijiban Kurabu aprecia tu contribución

¡Hasta la próxima oportunidad!

Comentarios