Asian Kung-Fu Generation

Los inicios de Asian Kung-Fu Generation se remontan a la universidad Kanto Gakuin, ubicada en Yokohama, Japón. En 1996, Masafumi Gotoh, Takahiro Yamada y Kensuke Kita se conocieron en el club de música de dicha institución y, al darse cuenta que compartían estilos de música similares, decidieron conformar una banda. Ninguno había pertenecido anteriormente a alguna otra agrupación.

Masafumi se convirtió en el vocalista principal y tocaba la guitarra rítmica, Takahiro se encargaba del bajo y Kensuke era el guitarrista principal. No mucho después, se unió el baterista Kiyoshi Ijichi, quien pertenecía a otra banda universitaria. Así, la banda inició sus presentaciones dentro de la universidad y en la localidad de Yokohama.

Los cuatro terminaron sus carreras universitarias: Masafumi y Kensuke en Economía, Takahiro en Literatura y Kiyoshi en Ingeniería. No obstante, optaron por continuar dedicándose a la música y en el 2000 lanzaron su primer álbum independiente, que contenía 6 canciones originales y cuyas letras estaba escritas en su mayoría en inglés. Ese mismo año, continuaron presentándose en clubs y eventos locales, aprovechando la ocasión para vender su CD, que también podía adquirirse a través de internet.

Al año siguiente, la banda grabó su primera canción en japonés, Konayuki, y empezó a mandarla a diferentes programas radiales de música independiente. Eventualmente, Konayuki se transmitió a través de una estación de radio y tuvo una gran demanda por parte del público oyente. La banda lanzó su segundo álbum independiente, con canciones escritas en japonés y paralelamente, empezó a presentarse con mayor frecuencia en clubes de Shibuya, Shimokitazawa y Kichijoji.

A fines del 2002, Asian Kung-Fu Generation lanzó Hokai Amplifier, su primer mini álbum, con una compañía discográfica. Hokai Amplifier estuvo en el 1er puesto del ranking de Highline Records durante dos semanas y alcanzó el N° 35 en las ventas de música independiente, según ORICON. No mucho tiempo después, en abril de 2003, el álbum fue relanzado a través de Ki/oon Records, la nueva compañía disquera de la banda, una subsidiaria de Sony Music Japan.

Rápidamente, alcanzaron el éxito y empezaron a presentarse en eventos cada vez más grandes. Igualmente, seguían creando nuevas letras y canciones que eran lanzadas al mercado como sencillos. A partir de 2004, la banda inició sus giras por todo Japón, llegando a 38 ciudades de dicho país, presentándose en el Nippon Budokan y tocando en el famoso Yokohama Arena.

Su fama se extendió más allá de Japón gracias a sus colaboraciones en los openings de animes como Bleach, Full Metal Alchemist y Naruto. En la actualidad, con 8 álbumes de estudio, más de 20 sencillos, diversos shows nacionales e internacionales y varias nominaciones y premios, Asian Kung-Fu Generation ha logrado establecerse como una banda representativa, no solo de J-Rock, sino de la J-Music en general, reconocida y aclamada por el público en todo el mundo.

Comentarios