Eden of the East, de nexos y poder

Por: Roberto Espinoza (Keijiban Kurabu Staff)

Para responder preguntas abiertas existen muchos enfoques desde los cuales se puede llegar a una respuesta. Pero cuando una duda o crisis involucran el campo de lo moral, no necesariamente habrá una respuesta o acción correcta; todos tenemos una perspectiva propia, ideas y personalidades que nos llevan a decidir por lo que creemos correcto. Si de pronto te encontraras con suficiente poder para controlar a otros, para comprar el futuro, ¿cuáles serían las decisiones que tomarías?, ¿qué es lo que te atreverías a cambiar?, ¿qué tan lejos te atreverías a llegar? Estas son las dudas que se abordan en Higashi no Eden. En la serie, un grupo de personas (bajo el nombre de Seleção) forman parte de un “juego” para salvar a Japón, se les ha brindado un dispositivo móvil cargado con 10 billones de yenes para lograr su objetivo. Claro, cada uno de ellos actuando bajo sus propias creencias y acorde a sus experiencias y habilidades, luchando contra la infección de mentiras y corrupción de su entorno.

eden1

Datos de la serie
Título: Higashi no Eden (東のエデン)
Géneros: Acción, Sci-fi, Misterio, Drama, Thriller.
Categoría: R – 17
Episodios: 11 (Abril 2009 – Junio 2009)
Estudio: Production I.G

Extras
Películas:
Air Communication (Setiembre 2009)
The King of Eden (Noviembre 2009)
Paradise Lost (Marzo 2010)
Novelas:
Higashi no Eden (Setiembre 2009)
The King of Eden – Paradise Lost (Abril 2010)

Opinión

Higashi no Eden o Eden of the East, fue una de las series más vistas del 2009, en especial por el interés que genera el primer capítulo. El ambiente presentado, la intriga inicial, y los elementos de enfrentamiento y conflicto moral que se plantean son las razones por las que al inicio llamó la atención. Por supuesto, además de contar con Kenji Kamiyama como director (quien participó en Patlabor y dirigió Ghost in the Shell) y con Chica Umino como diseñadora de los personajes (autora también de Honey and Clover), lo que hasta cierto punto era un indicativo del potencial de la serie.

Y menciono potencial porque (de forma similar a lo que sentí con Boku dake ga inai machi) se buscan abarcar tantos temas e ideas en una formato muy corto (una temporada de 11 capítulos) que no todos terminan de desarrollarse al máximo o de la mejor manera; lo que termina por dejar una sensación agridulce. Parte de estos detalles se tratan y profundizan en las películas, pero de igual forma quedan lagunas y temas de libre interpretación que me hubiese gustado ver cerrados.

Respecto a nivel general del anime, Higashi no Eden tiene un ritmo inusualmente calmado, que aprovecha bastante bien para manejar el misterio y el aumento de la tensión en cada capítulo, gestionando de una forma peculiar las escenas de acción y violencia sin salir del estilo de la serie.

Como mencioné al inicio de esta reseña, el tema central de Higashi no Eden es el dilema moral planteado por la posibilidad y responsabilidad, ligadas al poder del dinero; los conflictos y peligros que ello conlleva, y las verdaderas razones por las que uno puede terminar involucrado en esta situación tan particular. Estas sensaciones se transmiten a través de los personajes principales: Saki Morimi, una estudiante de universidad que inicialmente se encuentra en su viaje de graduación en Nueva York, donde conocerá a Akira Takizawa, un joven de 22 años que ha perdido la memoria.

eden2

El dúo principal es, para mi gusto, uno de los mejores componentes de Higashi no Eden. A partir de que Saki decide acompañar a Akira a Japón y ayudarlo a recuperar su memoria, se va desarrollando la personalidad de cada uno a lo largo de la historia. Por una parte, Akira, quien desde el inicio se nos presenta como alguien simpático, amable y comprensivo, atraviesa etapas de conflicto y hasta de locura por su naturaleza excéntrica y por la carga que asume mientras va descubriendo las razones por las que pertenece al Seleção, y su relación con un atentado realizado mediante el lanzamiento de misiles a una ciudad de Japón. Mientras que Saki, que si bien se muestra más como un personaje que no resalta, aporta sus capacidades de observación y precaución para ayudar y proteger a Akira, y gracias a su empatía, llega a fácilmente establecer amistades con otros, incluyendo a otros miembros del Seleção; parte de su crecimiento se va dando mientras van descubriendo más información sobre el atentado, al tener que decidir entre su intuición o la confianza que tiene en Akira.

El resto del elenco, si bien aporta a la temática presentando diversas formas en las que su pasado afecta su forma de aprovechar el poder que han obtenido (como el caso de Jintaro, quien no gasta parte del dinero; el Dr. Hajime, quien soborna a políticos para ayudar a los adultos mayores; o Kuroha, quien simplemente busca justicia a través de la venganza), tiene como principal función el guiar a Akira a conocer sobre el juego del que forman parte, y sobre su pasado.

eden3

Otra característica a resaltar de Higashi no Eden es la animación. Si bien a primera vista el estilo de los personajes puede resultar peculiar (para quienes no hayan visto Honey and Clover), una vez acostumbrado, se puede sentir que la fluidez del estilo es muy agradable de ver (aun a falta de escenas de cargadas de acción, que le habría permitido resaltar más). El detallismo y la definición de los trazos, así como el trabajo realizado en los fondos (con un estilo pasteloso y acuarelado) demuestra el cuidado que se le puso a la serie, cualidad que en parte se espera de un estudio como Production I.G. De todas formas se siente que intentaron crear un estilo único para la serie, que le permitiera a Kamiyama Kenji mostrar la personalidad y humanidad de sus personajes.

El tema escogido para el opening (Falling Down de Oasis) es una forma excelente de iniciar la serie, además de que la banda sonora, compuesta por Kawai Kenji, tiene temas trabajados para la mayoría de situaciones (desde tonos del estilo de jazz, hasta tonadas perturbadoras), siendo el más resaltante Reveal the World, permitiendo que esa sensación y atmosfera de misterio y seriedad se asiente. Si bien el ending no me resultó memorable, si me llamó mucho la atención el estilo utilizado para la animación, con una técnica stop-motion con papel muy bien realizada.

Conclusión

Higashi no Eden representa una experiencia interesante no solo por las temáticas que abarca, sino también por la calidad y, hasta cierto punto, originalidad que presenta en sus componentes estéticos y audiovisuales. Analizar las razones por las que una persona actúa de cierta forma o hasta qué punto el fin justifica los medios, si bien no terminan por ser el objetivo central de la serie, son un gran aliciente para darle una oportunidad. Para los más críticos puede ser un anime que se toma muchas libertades al contar la historia, que termina de ser una experiencia más redonda al complementarse con las películas (que tratan algunos puntos que se dejan en el aire en la serie), permitiendo que el viaje de Akira y Saki a través del misterio establecido sea una presentación bastante cautivadora.

eden4

Comparte tus opiniones de la serie, comentarios sobre la publicación, o déjanos alguna recomendación para una nueva reseña. El Keijiban Kurabu aprecia tu contribución

¡Hasta la próxima oportunidad!

Comentarios