Tada Dance: Rumbo al Natsumatsuri 2019

Tada Dance: Rumbo al Natsumatsuri 2019

El sábado 24 de noviembre los amantes de la cultura japonesa y del J-POP nos reencontramos en el Auditorio Dai Hall, donde se llevó a cabo una nueva edición del popular Tada Dance, del Keijiban Kurabu. En esta ocasión, se presentaron más de 15 grupos de baile, que dieron lo mejor de sí en el escenario, demostrando así su pasión por la música japonesa moderna. Pudimos ver rostros conocidos, que regresaban al escenario del Peruano Japonés para deleitarnos una vez más con su talento.

El público pudo apreciar la destreza de los participantes en la pista de baile, al ritmo de canciones de grupos populares en Japón como AKB48, Morning Musume, C-ute y Momoiro Clover Z, que fueron interpretados por Yumi Momo, Mirai Dance y Sweet Mori. Asimismo, el toque metal lo pusieron las chicas de Saiko, quienes bajaron del escenario y se acercaron a los asistentes, mientras se movían al ritmo de Babymetal.

Además, en este Tada Dance se escogieron los tres mejores grupos que se presentarán en el Natsumatsuri 2019, evento en el cual el Keijiban Kurabu celebrará 10 años de difusión de cultura japonesa en el Perú. Así, en febrero del próximo año tendremos a Anime Dance TTF, Yorokobi Step y JOD48 en este gran festival de verano.

 

El Tada Dance fue organizado por el Keijiban Kurabu y auspiciado por la Unidad de Cursos del Centro Cultural Peruano Japonés.

Hamano Ryuho brindó un taller gratuito de caligrafía japonesa

Hamano Ryuho realizó un taller gratuito de caligrafía japonesa

El pasado viernes 16 de noviembre, el calígrafo y sellograbador japonés Hamano Ryuho realizó un taller de caligrafía japonesa en el auditorio Jinnai Hall del Centro Cultural Peruano Japonés. Los participantes estuvieron desde temprano con muchas expectativas de experimentar una clase de shodo con Hamano sensei. Los miembros del Fureai Shodo Kurabu, club de shodo y filial en Perú de la escuela de Japón a cargo del maestro Hamano Ryuho, junto con la Embajada de Japón se encargaron de la organización y la ejecución del taller.

El taller inició a las seis de la tarde y Hamano sensei se sorprendió con la diversidad del grupo: desde niños de doce años, pasando por jóvenes, hasta adultos mayores; todos compartían el interés por el bello arte del shodo. Hamano sensei enseñó la forma correcta de sentarse, así como de sujetar el fude (pincel) y los trazos básicos necesarios: ten, tome, yoko sen (línea horizontal) y tate sen (línea vertical). Los miembros del Fureai también estuvieron apoyando a sensei y a los participantes, a partir del conocimiento con el que ya cuentan en relación a la técnica del shodo.

En esta ocasión, el kanji que Hamano sensei escogió fue michi, que significa camino. Los participantes pudieron conjugar todos los trazos aprendidos en dicho kanji. En palabras del maestro Hamano: “Los kanji están compuestos por los trazos básicos que han estado practicado”. Finalmente, a cada participante se le entregó una hoja de hanshi o papel especial de arroz japonés utilizado para practicar shodo. Todos estuvieron muy a gusto y pudieron acercarse un poco más a la cultura japonesa a partir de una muestra del arte de la caligrafía.

Agradecemos a los miembros del Fureai Shodo Kurabu por su presencia, a la Embajada de Japón, sin cuyo apoyo no hubiera sido posible este taller y el auspicio de la Unidad de Cursos del Centro Cultural Peruano Japonés.