Retsuko, la adorable panda amante del death metal

Retsuko, la adorable panda amante del death metal

Por: Sandra Cerna (Keijiban Kurabu Staff)

La serie “Aggressive Retsuko” abreviada también “Aggretsuko” acaba de ser estrenada hace unos días a través de la plataforma digital Netflix. Esta historia nos cuenta la vida de Retsuko, una panda roja de 25 años, soltera y OL a tiempo completo. OL u office lady es un término japonés para denominar a las mujeres de oficina que realizan trabajos de secretariado, sirven té y en general, tienen pocas probabilidades de ser promovidas. Precisamente, Retsuko se encuentra atrapada en la rutina de ser una OL en una oficina de contabilidad que se encuentra bajo el mando de un cerdo llamado Ton, que representa al típico jefe malhumorado que les grita a todos sus empleados para que trabajen mientras este aparenta estar ocupado, pero en realidad pasa su tiempo jugando golf dentro de la oficina.

A primera vista, Retsuko parece ser un personaje adorable o kawaii, además pertenece a Sanrio, compañía japonesa conocida mundialmente por Hello Kitty. Sin embargo, Retsuko tiene un hobbie secreto y es que esta tierna panda es asidua del karaoke, específicamente, del género del death metal. A lo largo de los diez capítulos, de 15 minutos de duración cada uno, iremos conociendo el clima laboral que Retsuko enfrenta día a día y a sus compañeros de trabajo: Fenneko, una zorrita del desierto con un gran sentido de percepción y con un sentido del humor malicioso y Haida, una hiena macho que poco a poco se da cuenta que se preocupa más de lo usual por Retsuko. La protagonista además se cruzará periódicamente con dos ejecutivas, Gori, una gorila y Washimi, un ave. Ambas siempre mantienen un semblante importante y muy serio que es admirado por Retsuko.

Las situaciones que esta pandita enfrenta en su oficina son típicas de una oficina por lo que es fácil sentirse identificado con los disgustos que esta office lady enfrenta todos los días. Retsuko está harta de la rutina y está buscando cómo escapar del trabajo que, si bien es necesario, la tiene hastiada, sobre todo cuando le dejan montañas de papeleo para completar y tiene que quedarse hasta tarde terminando sus pendientes. El death metal será un escape para poder cantar o más bien, gritar sus problemas y frustraciones, incluso fuera del karaoke, pero Retsuko no podrá soportar todo ello a la larga. ¿Cuál será la salida que Retsuko encontrará para poder ser finalmente feliz?

Bonshō, campana del templo

Bonshō, campana del templo

En el Centro Cultural Peruano Japonés, hay una campana gigante que se exhibe en el primer piso y que siempre llama la atención de los visitantes. Esta campana se denomina Bonshō (梵鐘, Campana del templo) y es especialmente utilizada en los templos budistas para llamar a los monjes a la oración y marcar el paso del tiempo. Tiene un sonido potente, que incluso se cree puede ser oído en el inframundo. Antes de hacer sonar el bonshō, se tienen que realizar tres inclinaciones frente a la campana debido a que esta es una representación de Buda sentado y se debe mostrar el mismo respeto a la misma, como si se estuviese frente a una estatua de Buda.

A continuación, te contamos un poco sobre los componentes del bonshō:

  • Ryūzu 竜頭, el mango en forma de dragón en la parte superior de la campana, en la que se lleva o se cuelga
  • Kasagata 笠形, la corona en forma de cúpula de la campana
  • Chichi o nyū 乳, cabecera alrededor de la parte superior de la campana para mejorar su resonancia
  • Koma no tsume 駒の爪, eborde inferior
  • Tsuki-za 撞座, panel llamativo, un punto reforzado donde se golpea la campana. A menudo está decorado con un motivo de loto budista.
  • Tatsuki 竜貴, bandas decorativas horizontales
  • Mei-bun 銘文, inscripción (a menudo mostrando la historia de la campana)
  • Shu-moku 手木, la viga de madera que cuelga utilizada para golpear la tsuki-za.

En los tiempos modernos, los bonshō se han convertido en símbolos de la paz mundial.

Fuente: Wikipedia

Biblioteca Elena Kohatsu: La bailarina

La bailarina

Datos

  • Título: La bailarina
  • Autor: Ogai Mori
  • Año: 2011
  • Editorial: Impedimenta
  • Páginas: 80

 Sinopsis

Hermosa alegoría sobre el amor y la renuncia, La bailarina es una de las piezas más delicadas del japonés Ōgai Mori, máximo exponente, junto a Natsume Sōseki, de la literatura nipona de la era Meiji.

Fruto del viaje de Ogai Mori a Alemania, país al que se trasladó para perfeccionar sus estudios de Medicina, La bailarina narra, casi en una imagen especular de la Madame Butterfly de Puccinni, el improbable encuentro de Toyotarō Ōta, un joven estudiante japonés, con una bailarina alemana, pobre y bellísima, que poco a poco lo va seduciendo hasta atraparlo. Toyotarō, que por educación posee un acerado sentido del honor, debe elegir entre su carrera y sus violentos sentimientos amorosos hacia la muchacha. La bailarina constituye una fábula de una sencillez pasmosa, que aúna amor, abandono y culpa. Un auténtico clásico de la literatura japonesa por fin recuperado en castellano.

Puedes encontrar este y otros títulos interesantes en la Biblioteca Elena Kohatsu, ubicada en el piso 8° del Centro Cultural Peruano Japonés. El horario de atención es de lunes a viernes de 8:00 am a 8:00 pm (refrigerio de 1 a 2:00 pm) y sábados de 10:00 am a 1:00 pm. 

Facebook: Biblioteca Elena Kohatsu

Sobre el autor

Ōgai Mori, seudónimo de Rintaro Mori, nació en la ciudad japonesa de Tsuwano, en la antigua prefectura de Iwami, en 1862.

Su padre ostentaba el cargo hereditario de médico del señor feudal de su pueblo, y, al ser Ogai el primogénito, se dio por hecho que seguiría la tradición familiar. En 1872, con la llegada de la Restauración Meiji, los Mori se mudaron a Tokio. Tras licenciarse en Medicina con diecinueve años, convirtiéndose así en la persona más joven en graduarse en esta especialidad en Japón, eligió la carrera de oficial médico del ejército. Pronto fue enviado a Europa, y residió en Alemania desde 1884 a 1888, experiencia que le inspiraría uno de sus relatos más conocidos, La bailarina (1890). Fue allí también donde se familiarizó con la literatura occidental. De hecho, Ōgai Mori fue el primer japonés en viajar en el Orient Express. A su regreso a Japón se entregó a una intensa actividad como traductor de obras literarias occidentales, con tan buen oficio que algunas de sus traducciones (como las de Goethe, Schiller, Ibsen, Andersen o Hauptmann) están consideradas auténticos clásicos de la literatura japonesa. En 1899, Mori se casó con Toshiko Akamatsu, hija del almirante Noriyoshi Akamatsu, aunque se divorció al año siguiente. Se da la casualidad de que su casa, situada en el distrito tokiota de Hongo, donde escribió gran parte de sus obras tempranas, se la alquilaría más tarde al también escritor Natsume Sōseki, que compuso en ella sus primeras novelas, como Soy un gato o Botchan. De hecho, el inmueble, aún hoy en pie, se conoce como «la casa del gato». En 1907 se le reconocieron de manera oficial sus méritos médicos y militares, y Ōgai Mori fue ascendido al cargo de General Médico, el puesto más alto de su rango. Además de La bailarina, Mori escribió algunos de los cuentos más brillantes de la moderna literatura nipona, como El ganso silvestre (1913), Sansho el camarero (1915) y La barca en el Takase (1916). Asimismo, escribió apreciables novelas, como Vita Sexualis (1909). Murió en Tokio en 1922.

“Mientras caminaba me di cuenta de que había una joven sollozando apoyada contra la puerta cerrada de la iglesia. Tendría alrededor de dieciséis o diecisiete años. Su cabello dorado escapaba bajo el pañuelo que le cubría la cabeza y caía con gracia y ligereza. Sus ropas lucían inmaculadas. Sorprendida por el ruido de mis pasos, se giró. Sólo un poeta podría haberle hecho justicia. Sus ojos eran azules y luminosos, pero estaban ligeramente empañados por una triste nostalgia. Estaban protegidos por unas largas pestañas que prácticamente atrapaban sus lágrimas. ¿Qué había en ella capaz de atravesar todas las defensas de mi corazón al primer vistazo?”

1.° Salón del Manga de Lima: ¡Pasión y talento!

1.° Salón del Manga de Lima: ¡Pasión y talento!

El 23 de junio disfrutemos juntos del talento de nuestros ilustradores e historietistas durante el 1.° Salón del Manga de Lima.

A partir de las 10:00 a.m., en el auditorio Dai Hall del Centro Cultural Peruano Japonés, los expositores compartirán su pasión por el arte y las buenas historias en los círculos de “Ilustración” e historieta original “Varones”, “Niños”, “Mujeres”, “BL”; y en el círculo de “Yuri!!! On Ice”. Asimismo, en las secciones especiales de “Novela ligera” e “Ilustradores menores de edad”.

El Salón cuenta con el auspicio de la Cooperativa Abaco y de la Unidad de Cursos del Centro Cultural Peruano Japonés.

Círculo “Ilustración”

Reúne a los ilustradores Sabnock, Caracoles Del Jardín, Joaquín Ponce, Ggoches, Cate da yo y LeoAnimet.

Círculo “Original – Varones”

Integrado por Miguel Mestanza, Elliot H. Jhones, Fátima Beltrán, Vekahe, José Luis Del Castillo Moran, Pol, Delacroix Arts y Giovani Menéndez.

Círculo “Original Niños”

Con la participación de Noé Talavera y Lud

Círculo “Original – Mujeres”

Integrado por Nady Maguiña, Amaltea Olenska, Ana Cayo Jobs, Tania Salcedo y Salamandra la mandra.

Círculo “Original – BL”

Reúne a Amorelli, Rofer, Purishira, Limiko y Suki.

Círculo “Yuri!!! On Ice”

Integrado por Toratoramin, Kanami, Revolution Graphics, Sheila y Eris Nikiforov.

Asimismo, en la sección especial “Ilustradores menores de edad” participan Misuki, RVC, Yasunime y Yumiko, La sección “Novelas ligeras” reunirá las obras de Layla Redfox, Lilett Lenz, Nady Mag, Alona y Rofer.

Concurso de Manga

Durante el salón se anunciarán los ganadores del 4.° Concurso de Manga Oitsuke! Oikose! (Bases).

Datos

  • Fecha: 23 de junio
  • Hora: 10 a.m. a 7:00 p.m.
  • Lugar: Auditorio Dai Hall, Centro Cultural Peruano Japonés
  • Ingreso: Libre

 Sigue las novedades

Biblioteca Elena Kohatsu: Hogueras en la llanura

Hogueras en la llanura

Datos

  • Título: Hogueras en la llanura
  • Autor: Shohei Ooka
  • Año: 2006
  • Editorial: Libros del Asteroide
  • Páginas: 256

Prólogo de José Jiménez Lozano

En la isla filipina de Leyte, a punto de finalizar la segunda guerra mundial, el ejército japonés se desintegra hostigado por los desembarcos y el avance de las tropas estadounidenses. El soldado japonés Tamura, enfermo y hambriento, se ve obligado a abandonar el hospital y a deambular por la selva, por la que también vagan otros compañeros de armas. Quebrado todo vínculo con la sociedad y convertido en un paria, Tamura se verá enfrentado a sí mismo en un lugar donde sólo cabe sobrevivir y donde el asesinato y el canibalismo simplemente suceden. Solo y aterrorizado, Tamura perderá las ganas de vivir y casi la razón; en la soledad de sus alucinaciones consigue encontrar una guía moral que le permitirá recuperar la cordura.

Shohei Ooka también fue un soldado abandonado a su suerte al que capturaron las tropas estadounidenses. En Hogueras en la llanura, su novela más conocida, plasmó su experiencia de la degradación del hombre en la guerra. El apabullante horror que provocan los inhumanos acontecimientos que narra no oculta su esperanzada visión sobre el ser humano.

«Entre las novelas escritas sobre la segunda guerra mundial ocupa claramente un lugar destacado.»
The Times Literary Supplement

«Escrita con destreza y con una fuerza bellamente contenida.»
The New York Times

Puedes encontrar este y otros títulos interesantes en la Biblioteca Elena Kohatsu, ubicada en el piso 8° del Centro Cultural Peruano Japonés. El horario de atención es de lunes a viernes de 8:00 am a 8:00 pm (refrigerio de 1 a 2:00 pm) y sábados de 10:00 am a 1:00 pm. 

Facebook: Biblioteca Elena Kohatsu

Shohei Ooka (Tokio, 1909 – 1988) es uno de los novelistas japoneses más importantes de la postguerra. Hogueras en la llanura fue llevada al cine en 1959 por Ichikawa y Shinya Tsukamoto ha realizado un remake en 2014. La edición de Libros del Asteroide de 2006 de esta novela es la única de una obra de Ooka publicada en España.

Biblioteca Elena Kohatsu: Historias mágicas

Historias mágicas

Datos

  • Título: Historias mágicas
  • Autor: Kenji Miyazawa
  • Año: 1996
  • Editorial: Luna Books
  • Páginas: 137

Sinopsis

En esta variada selección de relatos cortos, el lector puede disfrutar de la magia del mundo de Kenji Miyazawa, uno de los más populares escritores de la literatura japonesa. Las vivencias conmovedoras, cómicas o trágicas de los personajes, son presentadas con impactante belleza.

Diez de los mejores cuentos del autor, que incluyen “Las bellotas y el gato montes” (Donguri to yamaneko), “Los osos del monte Nametoko” (Nametokoyama no kuma) y “El pájaro estrella” (Yodaka no hoshi), ademas del famoso poema “Sin dejarse vencer por la lluvia” (Ame ni mo makezu).

Puedes encontrar este y otros títulos interesantes en la Biblioteca Elena Kohatsu, ubicada en el piso 8° del Centro Cultural Peruano Japonés. El horario de atención es de lunes a viernes de 8:00 am a 8:00 pm (refrigerio de 1 a 2:00 pm) y sábados de 10:00 am a 1:00 pm. 

Facebook: Biblioteca Elena Kohatsu

Sobre el autor

Miyazawa Kenji nació el 27 de agosto de 1896 en la ciudad Hanakami (Prefectura de Iwate) al norte de Japón como el hijo de un adinerado prestamista. En el año de su nacimiento esa región sufrió inundaciones, un fuerte terremoto y un tsunami, en los que murieron muchas personas.

Miyazawa era muy buen estudiante. Con 13 años escribió su primer Tanka, que empezó a publicar en diarios locales en el año 1916. En 1918 finalizó sus estudios en la Escuela de Agricultura y Ciencias Forestales Morioka (盛岡高等農林学校, Morioka kōtō nōrin gakkō) con distinción y allí trabajó después en investigaciones. Durante ese año se ocupaba por momentos de su hermana enferma Toshi en Tokio. Desde entonces también empezó a escribir cuentos de hadas. Después de su regreso, en 1919, ayudó en el negocio de su padre. Como demuestra uno de sus libros, era vegetariano, y lo promovió con su obra “Vegetarian-Tansai”

En 1920 terminó sus investigaciones en la facultad geológica. Además se volvió miembro de la secta budista Chigaku-Takana y empezó a creer en el Lotus-Sutra. En el año 1921 viajó a Tokio. Allí trabajó en una editorial y le dedicaba algún tiempo a la música. En diciembre tomó un trabajo como maestro de ciencia agrícola en la Escuela de Agricultura Hanamaki (花巻農学校, Hanamaki nōgakkō).

Miyazawa comenzó a escribir en el año 1922 una colección de poemas libremente diseñados, Haru to Shura (春と修羅, Primavera y Asura). Su joven hermana Toshi murió el 27 de noviembre de 1922. En 1924 publicó por su propia cuenta la colección de poemas Haru to Shura y una colección de historias para niños y cuentos de hadas, Chūmon no Ōi Ryōriten (注文の多い料理店, El restaurante de los muchos pedidos).

En 1926 Miyazawa regresó a su ciudad natal. Vivía en Bezirk Shimoneko de Hanamaki y fundó la Sociedad-Rasuchijin, en la cual enseñaba efectiva ciencias agrarias a jóvenes, con el propósito de mejorar el nivel de vida de los agricultores. También se organizaban allí conciertos de música.

Miyazawa continuó escribiendo y publicando poemas. Desde 1928 aparecieron con regularidad en varias revistas, incluyendo algunas importantes. En 1931 trabajó como ingeniero en una cantera. Viajó a Tokio para organizar allí las ventas de carbón, pero debió regresar por motivos de salud. El 3 de diciembre de 1931 escribió el poema “Ame ni mo makezu”.

Miyazawa murió el 21 de septiembre de 1933 a la edad de 37 años por pulmonía aguda. Muchos de sus trabajos fueron descubiertos recién después de su muerte y publicados como obra póstuma.