Temporada 2017 – Uchouten Kazoku 2

Temporada 2017 – Uchouten Kazoku 2

Por: Roberto Espinoza (Keijiban Kurabu Staff)

En un Kyoto moderno, la vida diaria ha encontrado nuevos inquilinos. Además de los humanos presentes en las ciudades, los tanuki (mapaches) rondan la tierra y los tengu surcan los cielos. En su intento por adaptarse a la sociedad, la familia Shimogamo, una familia de tanukis con la habilidad de transformarse en lo que deseen, busca mantener un balance entre sus relaciones actuales, sus problemas del pasado, su estilo de vida y, sobre todo, sus intentos por evitar terminar en una olla como parte de una cena. Basada en la novela japonesa escrita por Tomihiko Morimi, las aventuras de la familia de Tadasu no Mori tienen un nuevo rumbo esta temporada, con la sorpresiva visita del desaparecido hijo del profesor Akadama.

Para aquellos que no hayan visto la primera temporada de Uchouten Kazoku, el resumen de la historia puede resultar bastante particular. Tal como indica el nombre, la serie tiene un punto de excentricidad y peculiaridad bastante alto, lo cual puede dificultar la idea de darle una oportunidad a la serie. Pero el ritmo, la armonía, y el estilo inusual de los personajes, la ambientación y la historia, dieron como resultado una primera temporada bastante divertida, con más que suficientes razones para esperar con ganas esta segunda temporada. Una serie que hasta ahora ha adaptado de manera respetable los detalles de la novela, con el estilo propio y trabajado del estudio P.A Works.

Y si hay algo imprescindible de esta serie (fuera de que en particular, me gusta bastante su humor y estilo), es el poder apreciar la magnífica forma de representar los diferentes aspectos de la ciudad de Kyoto, con la capacidad de brindarnos la sensación de estar en las diferentes ubicaciones que se pueden apreciar; desde los imponentes y elegantes templos, atravesando los paisajes de los suburbios, hasta las concurridas calles de la ciudad. Un armonioso espectáculo visual, que a pesar de todo, es solo un elemento complementario de la serie.

Entrando ya a lo que es esta nueva temporada de Uchouten Kazoku, de manera similar a las continuaciones de otras series, el primer capítulo ha servido para reintroducir a los espectadores nuevamente en la historia (necesario en mi opinión, considerando que la primera temporada se estrenó hace 4 años), para luego mostrarnos que es lo que ha pasado con la familia Shimogamo, luego de los eventos que cerraron la primera temporada. Yasaburo continua cuidando de Akadama-sensei, Beten continua con su prolongada ausencia, Yaichiro aún busca llegara ser Nise-emon (o líder de los Tanuki), Yashiro sigue inmerso en sus libros, y Yajiro sigue siendo una rana en el pozo. Este habitual y absurdo ritmo de vida pronto se ve alterado con la llegada de Nidaime, el hijo exiliado de Akadama, el cual pone en cuestionamiento la tradición y actual identidad de Tengu adoptada por su padre.

Como parte del estilo de la serie, cada episodio busca abarcar diferentes historias y situaciones, al más puro estilo slice-of-life. Si bien, puede dar la sensación de que entre los capítulos en si no se tenga una dirección específica para la historia, de forma similar que en la primera temporada, los detalles y eventos poco a poco se van apilando, para atar la mayoría de cabos en capítulos específicos, de manera elegante y sutil. Un objetivo a veces muy difícil de realizar, sobre todo con la cantidad de personajes que se introducen constantemente en la historia, y el protagonismo o desarrollo que requieren para ser relevantes a la historia. En Uchouten Kazoku no se sigue una fórmula específica en la narración de los capítulos, lo cual inicialmente puede parecer algo caótico, aún más si se considera el ritmo pausado que se utiliza para pulir los detalles. Pero es lo que hace entretenido cada capítulo, y cuando se terminan de unir todos los eventos, es lo que hace tan satisfactorio el haber seguido la serie; es más, hasta incentiva a regresar a algunos capítulos para entender la sucesión de eventos que llevan a ciertos desenlaces. Y es que lo mejor que sabe hacer esta serie es pasar tan naturalmente de situaciones emocionales a un ambiente tranquilo y de introspección.

Es bastante difícil poder resumir lo que transmite esta serie, pero es una experiencia que realmente recomiendo. Eso sí, considero que para entender que es lo que realmente ofrece Uchouten Kazoku 2, es necesario haber visto la primera temporada (en especial por el tipo de serie que es y la experiencia distinta que ofrece). Si te han gustado series como Mushishi, Tamako Market, Tatami Galaxy o Arakawa unde the bridge, esta es sin duda una de las series que recomiendo por ver. De no ser el caso, como mencioné inicialmente, siempre se le puede dar una oportunidad para dejarse cautivar por los impresionantes escenarios de Kyoto.

Comparte tus opiniones de la serie, comentarios sobre la publicación, o déjanos alguna recomendación para una nueva reseña. El Keijiban Kurabu aprecia tu contribución

¡Hasta la próxima oportunidad!