Temporada 2017 – Shingeki no Bahamut: Virgin Soul

Temporada 2017 – Shingeki no Bahamut: Virgin Soul

Por: Roberto Espinoza (Keijiban Kurabu Staff)

Otra de las continuaciones de esta temporada es la segunda parte de Shingeki no Bahamut: Virgin Soul, la cual es una serie que esperaba con anticipación inicialmente, pero de la que empecé a tener dudas cuando se anunció la trama que iba a tener. Y es que Génesis, que supo adaptar la sensación de una aventura extraordinaria ambientada en el juego de cartas de Cygames, dejo un listón bastante alto de la mano de Favaro como personaje principal.

No es solo que esta nueva parte transcurra 10 años después desde que el mundo logró evitar su completa destrucción debido a la resurrección de Bahamut, sino que la dinámica de la serie y la perspectiva que se nos brinda a través de Nina, la nueva protagonista, es diferente de la que se vio en la primera parte. Los humanos, de la parte de su nuevo rey, han iniciado el conflicto con los dioses y demonios; demonios y esclavos se han convertido en la clave para la restauración de la sociedad, y los dioses han empezado a perder seguidores, por ende, sus poderes. En este nuevo amanecer en el que se ha perdido el orden de las cosas, el significado de justicia se verá distorsionado.

¿Qué es lo que ha acontecido en el mundo durante esos 10 años? Kaisar ha sido promovido a capitán de los Caballeros Orlean, Baco (o Bacchus) sigue guiando a los cazadores de recompensas, Favaro está no habido, Azazel mantiene su odio por la humanidad y Rita trabaja en la capital en oculto como una doctora que atiende a cualquier paciente sin distinciones.

Y ahora tenemos la historia de Nina Drango (la protagonista a la que podríamos definir como una bomba de tiempo, ya que en ciertas circunstancias llega a perder el control y termina transformada en un dragón incontrolable), quien ha llegado a la gran ciudad para hacerse una vida como caza recompensas. Es el cambio de protagonista lo que me generó dudas antes del estreno de la nueva temporada, y siendo sincero, también durante los primeros episodios, pero la evolución en su personaje, además de su personalidad rara y a veces ingenua, le han dado un estilo propio y llamativo a la serie, que si bien se aleja de la esencia de la primera parte, está demostrando ser de igual o hasta mejor nivel. En ese aspecto, la apuesta de los estudios MAPPA parece que será un éxito.

Se ha profundizado más en la temática de lo que conlleva la coexistencia entre las diferentes razas; el odio, la esclavitud, las rebeliones y los conflictos internos de cada personaje para determinar el verdadero significado de justicia se van desarrollando en cada episodio. La animación sigue viéndose espectacular, con una mejor integración del CGI, escenarios más detallados y buena cinematografía. Los efectos de sonido y el soundtrack siguen siendo de muy buena calidad, aunque los gustos sí pueden variar en lo que respecta al opening y al ending de la serie.

Si bien es cierto que Virgin Soul no tiene ese inicio tan impresionante y explosivo con el que sí contó Génesis, con los elementos que ya se han incluido, tiene un mayor potencial, considerando también que la serie contará con 24 capítulos.

Sin duda, uno de los animes más interesantes y más trabajados de esta temporada. Para aquellos interesados en una historia de fantasía, recomiendo que empiecen por la primera temporada para continuar con Virgin Soul. Y para los que ya vieron la primera temporada, no creo que sea necesario recomendar la serie. Después de todo esto, solo queda una pregunta muy importante, ¿dónde está Favaro?

Comparte tus opiniones de la serie, comentarios sobre la publicación, o déjanos alguna recomendación para una nueva reseña. El Keijiban Kurabu aprecia tu contribución

¡Hasta la próxima oportunidad!