El viaje de Chihiro

El viaje de Chihiro

Por: Roberto Espinoza (Keijiban Kurabu Staff)

Si bien la industria del anime es bastante conocida a nivel mundial, no cabe duda que si uno pregunta por alguno de los máximos exponentes de la industria, muchos, si es que no la mayoría, coincidirán en elegir alguna de las obras del conocido estudio Ghibli. No por nada el director de cine de animación japonés, Hayao Miyazaki (ilustrador, mangaka y productor), es uno de los autores del género más prolíficos, reconocidos y premiados de la historia. Y es que en una industria en la que inicialmente resultaba difícil tener impacto a nivel global, y en la que actualmente resulta difícil destacarse de la competencia, las películas del estudio Ghibli han logrado abrirse paso con un estilo propio de animación del estudio, derroche de creatividad y mimo en cada trabajo, y la creación de historias entrañables y cautivadoras, para convertirse generalmente en clásicos de la animación. En estos días en que una de las cadenas de cine de nuestro país está volviendo a presentar algunos de los filmes del estudio, decidí aprovechar para ver por primera vez una de las películas de Ghibli, y que mejor manera que comenzar con la que fue hasta hace muy poco la película de animación japonesa con mayor recaudación de la historia, Sen to Chihiro no Kamikakushi, o más conocida como El viaje de Chihiro.

Datos de la película 

  • Título: El viaje de Chihiro (千と千尋の神隠し)
  • Géneros: Aventura, Drama, Fantasía
  • Categoría: Apta para todos
  • Fecha de estreno: 20 de Julio de 2001 (Japón)
  • Estudio: Studio Ghibli
  • Duración: 125 minutos

Opinión

Si bien no había visto previamente alguna de las obras producidas por el estudio Ghibli, si conocía a los emblemáticos personajes de las películas, piezas de las bandas sonoras que acompañan a cada entrega, y podía identificar los diversos paisajes utilizados para la ambientación de cada mundo, lo que inicialmente me llevaba a pensar que conocía suficiente de los mundos creados por Hayao Miyakazi, como para postergar el visionado de las películas. Más de 15 años después de su estreno, me animé a ir al cine gracias al reestreno a nivel nacional de la película más galardonada del estudio, El viaje de Chihiro; cinta que nos presenta la vida de Chihiro Ogino, una niña de 10 años que acaba tener un cambio de vida relevante para su edad, el mudarse a un nuevo hogar, dejando atrás el mundo que conocía y a los amigos que tenía. Una historia que comienza de forma bastante simple pero real, y que evoluciona a un viaje fantástico y crudo, de muchos matices, simbolismos e interpretaciones, que representa la capacidad de una niña de madurar y afrontar las situaciones adversas que se presenten en el camino.

No necesité que pasaran muchos minutos para darme cuenta de la experiencia que me había perdido hasta ese entonces. Si bien conocer anticipadamente partes de la película me daban una idea de lo que podría disfrutar de la película, la suma de sus partes, el resultado final presentado en la pantalla grande fue mucho más allá de mis expectativas, haciéndome sentir que no solo estaba viendo la travesía de Chihiro, sino que la estaba viviendo. Desde el ingreso de Chihiro y sus padres a las ruinas de lo que parece un antiguo parque temático, hasta la caída de la noche y la aparición del impresionante mundo de los espíritus, cada secuencia, cada escena se siente no solo cargada de diferentes sensaciones y emociones, sino de un mimo y detalle increíble, en la que cada elemento muestra vida propia, lo que aporta mucho para crear ese ambiente acogedor y envolvente.

En ese sentido, cada uno de los personajes presentados a lo largo del Viaje de Chihiro muestra individualidad, considerando todo el grupo de personajes secundarios. En ese sentido, no es nada exagerado las opiniones que recibí al respecto de las obras de Ghibli; el mundo creado en esta película es una muestra de la capacidad creativa del grupo dirigido por Miyazaki, readaptando personajes de leyendas o historias propias de Japón para complementar la aventura. Además de Chihiro, se nos presenta una diversidad de espíritus y criaturas, de tamaños y formas inimaginables. Yubaba, la patrona o administradora del lugar en el que Chihiro es atrapada, quién es una poderosa bruja que controla a los pobladores de la región a través de la posesión de sus nombres; Haku, un misterioso muchacho que no recuerda su pasado pero que tiene la capacidad de convertirse en dragón y que busca ayudar a Chihiro a liberar a sus padres y escapar del mundo espiritual; Kamaji, el encargado del cuidado de las aguas de los baños termales; Sin Cara, un espíritu errante que se apegara a Chihiro; el enorme bebe Boh, objeto de los afectos de Yubaba, entre muchos otros personajes, con un diseño que varía entre lo excéntrico y lo inocente pero que resulta perfecto para la historia.

Por supuesto, quién más resalta es Chihiro que, fuera de lo usual para la época en que se estrenó la película, representa el crecimiento de una niña común que debe forjarse en independencia y responsabilidad de forma abrupta, en un mundo inicialmente desconocido y hasta hostil, para poder recuperar a su familia y volver a su mundo. Si bien a través de las experiencias de Chihiro se representan sutilmente muchos temas y elementos simbólicos (como el desapego de la vida a la que estamos acostumbrados, la pérdida de la inocencia, y el peso del entorno en el individuo), Miyazaki aprovecha al máximo el mundo creado para llevar a la reflexión y al análisis. La nostalgia siendo devorada por la modernización (reflejada en el estado de la casa de baños), los efectos del maltrato a la naturaleza (mostrada a través del espíritu del río), la degradación causada por los malos hábitos, entre otros, son temas y problemas que se muestran a través del resto de personajes, y con los que tendrá que lidiar Chihiro a lo largo de su viaje.

Si ya con lo mencionado, El viaje de Chihiro calificaba para mí como una película más que sobresaliente, al complementarse con el particular estilo artístico de Ghibli, la increíble puesta en escena, y la vibrante banda sonora que acompaña a lo largo de la película, dan como resultado un filme que merece a toda luz el ser catalogado como una pieza icónica, no solo de la animación japonesa, sino de la animación a nivel general. A lo largo de los 125 minutos que dura la película, tuve muchos deseos de poder pausar la proyección solo para poder apreciar al detalla cada escena, para poder escuchar nuevamente las melodías compuestas por el reconocido Joe Hisashi y presentadas por la filarmónica del Nuevo Japón, y para poder apreciar nuevamente las reacciones e interacciones de los personajes.

El viaje de Chihiro, que tiene en sus palmares el premio Oscar #75 de la Academia por mejor animación, el Oso de Oro en el 52vo Festival internacional de filmes de Berlín, el premio a mejor película asiática de la 21va premiación de los filmes de Hong Kong,  entre otros, es y sin duda seguirá siendo uno de los pilares de la animación japonesa, y uno de los principales estandartes para demostrar que la animación 2d tradicional tiene mucha magia para ofrecer.

Conclusión

Creo que si solo se requiere de una película para introducir a alguien al mundo de la animación del estudio Ghibli (como mi caso), El viaje de Chihiro es una estupenda opción. Si bien la trama a nivel general puede sonar a una adaptación oriental de El mago de Oz o Alicia en el País de las Maravillas, todo el contenido demuestra claramente que se trata de una cinta con mucho más que una identidad propia. Una experiencia bastante fácil de seguir, pero brinda una complejidad bastante notables de detalles a apreciar.  Al salir del cine, solo pude pensar en poder volver a verla una vez más, ya con control propio, para dejarme absorber por el mundo creado por Miyazaki. Sin duda una película que desprende calidad  por todas partes, y que de las pocas cosas que puedo criticar, es que me dejo con la sensación de que pudo ser más larga. Entra sin duda en mis películas favoritas de fantasía, y probablemente a ser una experiencia que permanecerá en mi memoria. Si aún no has podido ver El viaje de Chihiro, definitivamente recomiendo que le des una oportunidad. Y si eres de los que como yo, han quedado con las ansias de ver más películas de Ghibli, puedes aprovechar la oportunidad actual de ver las cintas en los cines nacionales.

Comparte tus opiniones de la serie, comentarios sobre la publicación, o déjanos alguna recomendación para una nueva reseña. El Keijiban Kurabu aprecia tu contribución

¡Hasta la próxima oportunidad!

 

 

 

 

私の日本の宝物: Partituras de Totoro

私の日本の宝物: Partituras de Totoro

La palabra takaramono (宝物) significa literalmente “objeto que se atesora” o “tesoro”. No obstante, no se refiere solamente a algo caro, sino que también se utiliza para referirse a alguna pertenencia que tiene mucho valor sentimental o simbólico. En otras palabras, un takaramono es un objeto que uno considera un tesoro por lo que significa, más allá de su valor monetario. En esta sección, queremos presentarte los tesoros preciados de Japón de diversas personas: 私の日本の宝物 (Watashi no Nihon no Takaramono) 

  • Takaramono: Partituras de piano de “Tonari no Totoro”
  • ¿A quién pertenece?: Kinuko
  • ¿Qué tipo de objeto es?: Partituras
  • ¿Cómo lo obtuvo?: Fueron un regalo de mi profesora de piano

Tonari no Totoro (となりのトトロ, Mi vecino Totoro en español) es una de las películas más famosas de Studio Ghibli. Dirigida por el aclamado director Hayao Miyazaki, Tonari no Totoro se estrenó en 1988 y cuenta la historia de una familia que interactúa con un espíritu llamado Totoro. Este espíritu de apariencia adorable se convirtió rápidamente en un boom en Japón y a la fecha todavía se puede observar en objetos cotidianos como útiles de escritorio, ropa, decoración del hogar, protectores para celular, etcétera.

La popularidad de Totoro se ha extendido por todo el mundo y ha inspirado a diferentes artistas a recrear el famosísimo poster de la película que muestra a Totoro junto a una niña, ambos bajo la lluvia y en una parada de autobús.

Joe Hisaishi, uno de los compositores más aclamados y reconocidos de Japón, es quien estuvo encargado de la banda sonora de Tonari no Totoro, así como de otras obras maestras de Hayao Miyazaki.

El Shuubun no Hi, Día del Equinoccio de Otoño

El Shuubun no Hi, Día del Equinoccio de Otoño

Traducción libre: Keijiban Kurabu Staff

El Shuubun no Hi (Día del Equinoccio de Otoño) es uno de los feriados nacionales de Japón. La fecha exacta de este día depende de la Astronomía (puede caer 22 o 23 de setiembre).

Generalmente se dice que en el Shuubun no Hi la extensión del día y la noche se vuelve exactamente igual, no obstante, lo cierto es que el día dura un poco más.

秋分の日(しゅうぶんのひ)は、日本の国民の祝日の一つである。日付は天文学上の秋分日。

しばしば「昼と夜の長さが等しくなる。」といわれるが、実際は昼の方がすこし長い。

El Shuubun no Hi fue establecido oficialmente por la Ley de Feriados Nacionales de Japón, promulgada en 1948 (año 23 en la Era Meiji). Según el Artículo 2 de dicha legislación, el objetivo de este día es: “Honrar a los ancestros y recordar a las personas que han fallecido”.

秋分の日は、1948年(昭和23年)に公布・施行された国民の祝日に関する法律(昭和23年法律第178号)によって制定された。同法第2条によれば、「祖先をうやまい、なくなった人々をしのぶ。」ことを趣旨としている。

En este día, así como en general en las fechas de equinoccio, se suele visitar a los ancestros y celebrarlos. Puedes leer una de nuestras notas anteriores, donde traducimos una explicación de esta tradición de honrar a los antepasados en los equinoccios de estación: http://kbkurabu.org/?p=1328

Fuente: https://goo.gl/VUMhxp

Keirou no Hi: Agradeciendo a los Adultos Mayores

Keirou no Hi: Agradeciendo a los Adultos Mayores

Traducción libre: Keijiban Kurabu Staff

敬老の日(けいろうのひ)は、日本の国民の祝日の一つである。日付は9月の第3月曜日。

El Keirou no Hi (Día del Respeto por los Adultos Mayores) es uno de los feriados nacionales de Japón. Se celebra el tercer lunes del mes de setiembre.

敬老の日は、国民の祝日に関する法律(祝日法、昭和23年7月20日法律第178号)第2条によれば、「多年にわたり社会につくしてきた老人を敬愛し、長寿を祝う」ことを趣旨としている。

Según el Artículo 2 de la Ley de Feriados Nacionales, el objetivo del Keirou no Hi es: “Celebrar la larga vida de los adultos mayores que han dado lo mejor de sí por la sociedad durante muchos años y demostrarles respeto y afecto”.

Fuente: https://goo.gl/WB9oMr

私の日本の宝物: My Melody

私の日本の宝物: My Melody

La palabra takaramono (宝物) significa literalmente “objeto que se atesora” o “tesoro”. No obstante, no se refiere solamente a algo caro, sino que también se utiliza para referirse a alguna pertenencia que tiene mucho valor sentimental o simbólico. En otras palabras, un takaramono es un objeto que uno considera un tesoro por lo que significa, más allá de su valor monetario. En esta sección, queremos presentarte los tesoros preciados de Japón de diversas personas: 私の日本の宝物 (Watashi no Nihon no Takaramono) 

  • Takaramono: My Melody マイメロディ
  • ¿A quién pertenece?: Sandra C.
  • ¿Qué tipo de objeto es?: Protector de celular
  • ¿Cómo lo obtuvo?: Compra por Internet

Sanrio es una compañía japonesa fundada en los años ’60 y conocida en todo el mundo por ser la empresa creadora de Hello Kitty, un personaje de gatita que se ha popularizado en todo el mundo, a través de útiles de escritorio, accesorios, ropa, gadgets digitales, entre muchos otros artículos, incluso de lujo. Sin embargo, Hello Kitty no es solo el único personaje de esta famosa compañía.

My Melody fue creada en 1976, apelando originalmente a un público más infantil; sin embargo, rápidamente su fama se extendió a un público femenino de todas las edades. My Melody tiene la apariencia de una coneja y utiliza una capucha rosada o roja, donde luce ocasionalmente una flor blanca o algún listón. Su cumpleaños es el 18 de enero y tiene un alter-ego llamado Kuromi.

Esta pequeña conejita también tiene su propia serie de televisión, un anime llamado Onegai My Melody (おねがいマイメロディ), del cual ha derivado, a su vez, un juego de DS con el mismo nombre.

Así como Hello Kitty, y en general los personajes de Sanrio, a My Melody se la puede encontrar en una diversas de artículos: cartucheras, útiles, accesorios, moda, y un gran etcétera.

Kyudo: el arte marcial japonés del arco largo

Kyudo: el arte marcial japonés del arco largo

Por: Mariana Illescas (Keijiban Kurabu Staff)

El kyudo (弓道: “el camino del arco”) es un arte marcial japonés, que emplea un arco largo o longbow japonés (弓, yumi) de forma asimétrica y flechas (矢, ya), hechas tradicionalmente con bambú y plumas de águila o halcón.

El kanji que alude a la palabra “arco largo” (yumi) y que conforma kyudo. 

Inicialmente, se utilizaba para la caza, la guerra, ceremonias en la corte, juegos y torneos de habilidad.

En la actualidad, es una forma de desarrollo espiritual, moral y físico, equivalente a la búsqueda de la verdad, la bondad y la belleza (shin-zen-bi) de una manera armónica y no agresiva: Un verdadero disparo en el kyudo no es aquel que acierta en el blanco, sino el que existe en el blanco antes de ser disparado, es decir, la proyección de tal (seisha seichū, “disparar correctamente es acertar correctamente”).

Como arte marcial milenaria, posee influencias de religiones como el zen, una forma del budismo originario de China que, por un lado, se relaciona con los guerreros japoneses practicantes del kyudo, que atravesaban por un entrenamiento moral basado en los principios budistas. Por otro lado, la práctica antigua del sintoísmo, una fe propia de Japón, también fue de gran influencia, la cual se refleja en su actitud ceremonial, en la vestimenta y en el respeto ritual mostrado a través del equipo y del lugar donde se practica. Sin embargo, esto dependerá de cada escuela y estilo.

En el Japón de hoy en día, es posible encontrar a gente que participa de este arte ancestral en forma de juegos ceremoniales de corte, rituales con conexiones religiosas así como competencias de habilidad en cualquier kyudojo (sala de práctica).

El kyudo posee miles de practicantes a lo largo del mundo. Hasta el 2005, la Federación Internacional de Kyudo tenía 132 760 miembros calificados.

Algunas de las enseñanzas de esta disciplina son: “un disparo, una vida” o “disparar debe ser como el flujo del agua”.

 

Fuente
http://www.ikyf.org/history.html

 

Tarento Night & Tada Dance 2017

Tarento Night & Tada Dance 2017

Dos eventos del Keijiban Kurabu se llevarán a cabo el sábado 8 de julio, en una noche llena de talento, canto y baile, que reunirá a los amantes de la cultura japonesa. Se apreciarán presentaciones de diversos grupos de baile, cuyos integrantes demostrarán sus mejores pasos al ritmo de la J-Music. Será una oportunidad para que los participantes muestren su talento, tocando un instrumento, cantando, bailando o dibujando.

El sábado 24 de junio se realizó el casting para escoger a aquellas personas que se presentarán en el evento. Apreciamos más de 35 presentaciones llenas de talento, por lo que fue muy difícil seleccionar los 25 números que finalmente se presentarán en el Tada Dance & Tarento Night 2017.

Invitamos a todos los amantes de la cultura japonesa, de la música, del baile, del canto y del manga, a asistir el día 8 de julio al auditorio Dai Hall del Centro Cultural Peruano Japonés. El evento iniciará a las 6:00 pm. El ingreso es libre y hay capacidad limitada. ¡Los esperamos!

El Keijiban Kurabu presente en Global Village 2017

El Keijiban Kurabu presente en Global Village 2017

El miércoles 28 de junio a las 11:00 am el Keijiban Kurabu estará presente en el Global Village, feria internacional organizada por AIESEC, en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. En este evento, que reunirá diversas expresiones culturales de más de 20 países, el Keijiban Kurabu representará a Japón en un stand por segundo año consecutivo.

Con el apoyo de Unidad de Cursos del Centro Cultural Peruano Japonés, hemos organizado algunas actividades para dicho evento, que incluyen shodo (caligrafía japonesa), nihongo (japonés) y origami.

¡No te lo pierdas! ¡Te esperamos desde las 11:00 am en la explanada principal del comedor de la Universidad San Marcos! お楽しみにしています!

¡El J-Rock invade Lima!

¡El J-Rock invade Lima!

El 2017 será un año emocionante para los amantes de la J-Music. Hace algunas semanas atrás, la productora Yamato Perú anunció oficialmente el concierto de Asian Kung-Fu Generation, que se llevará a cabo el miércoles 12 de julio en el Barranco Arena, como parte de su tour por América Latina. Es la primera vez que la aclamada banda de J-Rock visitará nuestro país; sin embargo, no es la primera que Yamato Perú trae a una banda de J-Music. En 2015, la productora anunció el show de FLOW en Lima, otra reconocida banda de J-Rock, como parte de un tour internacional que abarcó países como Taiwán, Estados Unidos, Canadá, Chile, entre otros.

Ahora, la venta de entradas de AKFG ha sido todo un éxito, al punto que el primer lote de entradas se agotó a pocas horas de que iniciara la venta. Con más de 20 años de trayectoria musical y un gran éxito en todo el mundo, definitivamente Asian Kung-Fu Generation es un concierto que ningún fanático del J-Rock debe perderse. Con un espectáculo organizado por Yamato Perú y la calidez de los fans peruanos, estamos seguros que el concierto será inolvidable.

Por otro lado, hace algunos días la productora Move Concerts Perú anunció el concierto de ONE OK ROCK, grupo tokiota creado el 2005 y que rápidamente ha consolidado una importante base de fans dentro y fuera de Japón. Esta sería la segunda vez que ONE OK ROCK se presenta en nuestro país; la primera vez que pisó tierras peruanas fue hace 3 años, como parte de su primera gira latinoamericana. En esta ocasión, brindarán un show en el Barranco Arena, el miércoles 27 de septiembre. La banda ha desarrollado un estilo musical único, que atrae no solo a fanáticos de la J-Music tradicional, sino que está conquistando a diversos públicos en varios países.

Estamos muy ansiosos por las presentaciones que estas dos grandes bandas del J-Rock brindarán en el Perú y nos quedaremos atentos a las próximas novedades que nos traerán Yamato Perú y Move Concerts Perú. 楽しみにしています。

Yamato Perú

Move Concerts Perú

Biblioteca Elena Kohatsu: Kappa

KAPPA 

Kappa

Datos

  • Título: Kappa 河童
  • Autor: Ryounosuke Akutagawa
  • Año: 1927
  • Género: Narrativa
  • Páginas: 112

Sinopsis

Los kappa son seres mitológicos japoneses que viven en los ríos y humedales. Pequeños y con un aspecto a medio camino entre una tortuga y un pato, son considerados seres traviesos y un poco malvados. Kappa narra la historia de un viaje, el de un humano al mundo de los kappa. Un viaje durante el cual, el protagonista se verá obligado a replantearse todo su sistema de valores y con el que Akutagawa traza una sátira mordaz e implacable de la sociedad japonesa de principios del siglo XX.

 

Puedes encontrar este y otros títulos interesantes en la Biblioteca Elena Kohatsu, ubicada en el piso 8° del Centro Cultural Peruano Japonés. El horario de atención es de lunes a viernes de 8:00 am a 8:00 pm (refrigerio de 1 a 2:00 pm) y sábados de 10:00 am a 1:00 pm. 

Facebook: Biblioteca Elena Kohatsu